Cuando la dieta keto no funciona

Cuando la dieta keto no funciona, muchos dicen que es porque no se esta haciendo bien.
Los adeptos que no consiguen los resultados esperados, se empeñan entonces en ser más rigurosos. Pero a pesar de seguir al pie de la letra las indicaciones de la misma, cada día que pasa se sienten más cansados, con menos ganas de hacer ejercicio y con dificultades para dormir.
En este artículo explico que la dieta keto SI funciona, aunque no para todos, o no en determinadas situaciones.

¿ QUE ES LA DIETA KETO?

Keto viene de cetogénica, porque la característica de esta dieta es la producción de cuerpos cetogénicos o ketones por el organismo. Una adaptación al bajo consumo de carbohidratos y proteínas que condiciona al cuerpo a la quema de depósitos grasos. Un estado metabólico que también se produce con el ayuno y que la convierten en una dieta muy eficaz para perder peso.
Cuando reducimos los hidratos de carbono, limitamos el consumo de proteínas, y aumentamos considerablemente las grasas, el cuerpo entra en cetosis. En este estado que nada tiene que ver con la cetoacidosis que se produce en personas que sufren desequilibrios en los mecanismos de regulación de glucosa, la combustión de las grasas produce ketones. Compuestos orgánicos que sustituyen a la glucosa como combustible alternativo para los procesos metabólicos del organismo.

USOS TERAPÉUTICOS Y RESULTADOS

Al principio la dieta funciona bien, y casi todos adelgazan, notan más claridad mental, mejores digestiones y aumento de energía. Pero después de un tiempo esos beneficios parecen ir disminuyendo, y aparecen síntomas molestos que nos hacen cuestionar la validez de la dieta.
Desde hace muchos años se viene usando de forma terapéutica para problemas y enfermedades neurológicas como migrañas, esclerosis múltiple, epilepsia, Alzheimer y Parkinson. Y también resulta muy adecuada para personas que tienen alteraciones en la regulación de la glucosa (diabetes, resistencia a la insulina, síndrome metabólico y síndrome del ovario poliquístico)

Pero en otras situaciones, la restricción de carbohidratos de la dieta keto puede resultar contraproducente.

SITUACIONES DONDE LA DIETA KETO NO FUNCIONA

Embarazo

Los hidratos de carbono durante el embarazo son necesarios para el correcto desarrollo y crecimiento del feto, y sólo cuando la madre tiene diabetes o sufre enfermedades neurologicas, es aconsejable reducir el consumo de carbohidratos.
Se recomienda que un 30% como mínimo de las calorías consumidas al día, procedan de alimentos ricos en hidratos de carbono.

Infertilidad

Si sufres problemas de infertilidad, tus periodos son irregulares y tu libido sexual esta por los suelos, presta atención al consumo de hidratos de carbono en tu dieta.
La amenorrea hipotalámica (ausencia de periodos menstruales por una disfunción en el eje hipotálamo-pituitaria) se resuelve muchas veces con el aumento de este macronutriente.

Hipotiroidismo.

Cuando estamos en estado de cetosis y los niveles de insulina son bajos, podemos experimentar síntomas de hipotiroidismo: baja temperatura corporal, manos y pies fríos, fatiga, y estreñimiento.
La insulina es una hormona necesaria para la conversión de la hormona tiroidea T4 ( la inactiva) en la T3 ( activa), pero los niveles de esta hormona dependen de los niveles de glucosa en sangre, que disminuyen al reducir el consumo de carbohidratos.

Deportistas

Hay deportistas que mejoran sus resultados siguiendo la dieta keto, pero otros ven disminuir su rendimiento después de un tiempo con este tipo de alimentación. Les cuesta entrenar, necesitan más tiempo de recuperación, y algunos empiezan a acumular grasa en la zona abdominal.  En estos casos, un aumento de hidratos de carbono puede ser la solución para acelerar el metabolismo, favorecer la recuperación física y volver a sentirse motivados para entrenar. El aumento de grasa en la zona abdominal es muy típico en situaciones de estres donde los niveles de cortisol son altos. Un síntoma claro de que la dieta keto esta resultando estresante para el organismo.

Masa muscular

Para ganar masa muscular es necesario un nivel adecuado de hormonas anabólicas como la insulina y la testosterona. La reducción extrema de carbohidratos reduce los niveles de glucosa e insulina en el organismo, haciendo más difícil aumentar la musculatura. Cuando los depósitos de glucógeno se recuperan gracias a la ingesta de hidratos de carbono, el cuerpo entra en un estado anabólico que favorece la regeneración y creación de músculo. De lo contrario, el organismo funciona bajo mínimos en un estado catabólico y es casi imposible aumentar la masa muscular. Al mismo tiempo, y por el bajo consumo de proteínas de la dieta keto, el organismo se ve obligado a  descomponer músculo para obtener aminoácidos necesarios para el metabolismo. Y esto supone pérdida muscular.

Insomnio

Para dormir necesitamos melatonina, una hormona del sueño que se produce a partir de la serotonina. La captación de triptófano por el cerebro, el aminoácido precursor de la serotonina, se ve favorecida con el consumo de hidratos de carbono.
Esta es la razón por la que muchas personas necesitan tomar algo dulce antes de irse a dormir.
Si sigues la dieta keto y tienes dificultad para conciliar el sueño, aumenta la proporción de tubérculos y fruta en la cena y observa si esto mejora tu problema.

Disfunción del eje HPA

Para algunas personas, la dieta keto puede ser un factor de estrés. De manera temporal, este estrés puede ser necesario para disfrutar de otros beneficios que ofrece la dieta, pero a largo plazo podemos provocar una disfunción del eje hipotálamo-pituitaria y adrenales. Lo que antes se solía llamar fatiga adrenal.
En estos casos, el aumento de hidratos de carbono puede ser la solución para reducir los niveles de cortisol y reducir el estrés.

Ansiedad

Gaba es un neurotransmisor relacionado con la ansiedad, y algunas personas que practican la dieta keto notan sentirse más ansiosos e irritados. La razón de este problema puede ser la flora intestinal, y la influencia que tiene en la regulación de los neurotrasmisores en el cerebro. La reducción de hidratos de carbono de la dieta keto produce alteraciones de la flora bacteriana que repercuten en los mecanismos de producción y recepción de neurotransmisores como el Gaba. Los microorganismos intestinales se alimentan de la fibra vegetal presente en los hidratos de carbono integrales, pero la fibra es casi inexistente en la dieta keto.

Alteraciones de la flora bacteriana

Este es un problema que se produce con las dietas keto mantenidas durante largo tiempo.
Es cierto que muchas personas con problemas digestivos como SIBO, IBS ( síndrome de intestino irritable), hinchazón y reflujo gástrico, notan una gran mejoría cuando adoptan la dieta keto. La disminución de hidratos de carbono ( principal fuente de alimentación de la flora bacteriana) disminuye también el número de microorganismos intestinales.
Estos beneficios que a corto plazo son bienvenidos por personas con alteraciones digestivas, pueden ser perjudiciales a largo plazo. Nuestra salud depende de una flora equilibrada y diversificada, y para ello  es necesario el consumo de fibra vegetal, la cual sólo procede de los hidratos de carbono. Algunos microorganismos tienen capacidad para metabolizar grasas y proteínas, pero la denominada flora bacteriana beneficiosa precisa de fibras de origen vegetal ( la que se encuentra en tubérculos, verduras y frutas).

Starving our Microbial Self: The Deleterious Consequences of a Diet Deficient in Microbiota-Accessible Carbohydrates
Erica D. Sonnenburg, Justin L. Sonnenburg’Correspondence information about the author Justin L. SonnenburgEmail the author Justin L. Sonnenburg
Published Online: August 21, 2014

Si practicas la dieta keto, pero tus síntomas te están avisando de que no te funciona como esperabas, recuerda: Los carbohidratos no son tu enemigo.

LOS HIDRATOS DE CARBONO NO SON TU ENEMIGO

No son los hidratos, son el tipo de hidratos.

hidratos de carbono saludables

Para entender esto, lo mejor es observar la dieta de poblaciones como los Kitava y los Okinawa. Alrededor de un 80% de sus calorías proceden de los hidratos de carbono, y sus habitantes son delgados, sanos y longevos. De hecho , en la isla japonesa de Okinawa es donde se han registrado mayor número de centenarios.
Pero lo interesante es observar que los carbohidratos que consumen sólo proceden de productos enteros y sin refinar. Cereales integrales, tubérculos , verduras y frutas.

CONCLUSIÓN

Como ves la dieta keto tiene muchos aspectos beneficiosos, especialmente cuando se usa de forma terapéutica para ciertas enfermedades o patologías.
Pero, así como hay personas que pueden mantenerla a largo plazo sintiéndose se maravilla, para otros no resulta conveniente o sólo durante un periodo corto de tiempo.
La bioindividualidad humana hace necesario ajustar el porcentaje de hidratos de carbono de forma individual, y el porcentaje que marca la dieta keto para este macronutriente puede ser muy reducido para algunas personas
No es que la dieta keto no funcione, es que no funciona para todos.
Con esta dieta y otras muchas de las que habrá oído hablar recuerda siempre que tu  eres único, y tu cuerpo también.

Si quieres más información sobre esta dieta u otras (la Paleo, autoinmune paleo, Gaps, SCD o baja en fodmaps) y cuál seria la más adecuada para tu situación, reserva una consulta conmigo y seguimos hablamos del tema.

 

 

Categorías Blog

Deja un comentario