Adicción a la comida y Navidad. Una combinación difícil.

Adicción a la comida y Navidad es la combinación perfecta para darte cuenta de tu impotencia con la comida.
Un adicto a la comida vive estas fechas con deseo y temor.
Deseo de tener al alcance todo aquello que más desea: turrones, polvorones, bombones y mazapán.
Temor de empezar a comer y no poder poner fin.

¿ Soy adicto a la comida?

Es difícil determinar si eres adicto o simplemente alguien que comete ciertos excesos de vez en cuando.
Si eres adicto a la comida, seguramente te verás reflejado/a en los siguientes comentarios:

  • “Las celebraciones de estas fechas con tanta comida alrededor, son una batalla continua por controlar las ganas de zamparme todo lo que pillo por delante” me decía un cliente consciente de   su adicción.
  • “ Tanta comida me impide disfrutar de la velada. Mi mente esta fijada en que he comido y que voy a comer. No puedo registrar lo que ocurre a mi alrededor” me comentaba otro cliente.
  • “Cuando llega la Navidad se me despiertan las ansias por comer y me entra el pánico. Empiezo controlando, continuo moderando y acabo en el descontrol total”
  • “Paso la Navidad drogada por el azúcar, y notando que día a día la ropa me queda mas ajustada”
  • «Me controlo hasta que no puedo más. Entonces me doy por vencida y acabo sucumbiendo a la glotonería»
  • «Me conozco bien, se que un trozo de turrón puede llevarme  al atracón»

Adicción a la comida y Navidad ¿ Que hacer?

Navidad y adicción a la comidaEsta respuesta es sencilla si tienes claro que eres un adicto.
Pero para ponértelo más fácil te voy exponer una situación muy clara.
Un personaje X tiene problemas con el alcohol. Es alcohólico. Llega la Navidad y hay bebida por todos sitios.
La situación es complicada. O evita acudir a los eventos con bebidas, cosa imposible, o se mantiene ebrio por encima de todo. Nadie que sepa de su problema le va a ofrecer una bebida, y los familiares más próximos, para no hacerle sufrir, optaran por brindar con bebidas no alcohólicas.
Resumen: abstención.

En el caso de la adicción a la comida, la situación es distinta.
Muchos no se reconocen como adictos y creen que solo se trata de moderar.
Otros lo tienen algo más claro, pero acaban comiendo lo que no debían por las presiones de familiares y amigos que no aceptan un no por respuesta.
Evitan crear una situación incomoda a costa de su salud.

Consejos para un adicto a la comida en Navidad.

  • Evita los eventos donde hay comida para no sufrir frente a tanta tentación. Algo complicado, porque siguiendo este consejo te toca quedarte solo en casa.
  • Acude a los eventos pero mantente firme en tu abstinencia. Difícil pero no imposible. Puedes llevar algo de comida que entra en tu plan de alimentación, aunque esto puede incomodar a la persona encargada del menú.
  • Mantén tu casa libre de todos los alimentos que son una droga para ti. De esta forma  el problema estará fuera, pero en tu hogar te sentirás a salvo.
  • Si alguien te presiona a comer algo que sabes que te va a hacer perder el control, ten preparada una respuesta educada. Puedes decir que eres alérgica a ciertos ingredientes y que solo un poco te puede provocar una reacción.

La Navidad es una época difícil para un adicto a la comida.
No te dejes engañar con la idea de la moderación. Si pudieras moderar, no estarías leyendo esta entrada.

«La Navidad sin dulces no tiene sentido”, pueden pensar muchos.
Cierto para algunos, pero no tanto si eres adicto a la comida.
Si eres consciente de tu problema, sabes que comer dulces es caer en un pozo sin fondo.
Empiezas y no puedes satisfacerte.

Como profesional certificada en adicción a la comida te ofrezco:

  • Un test para que sepas si eres adicto a la comida.  IR AL TEST.
  • Trabajar conmigo de forma profesional para:
    a. Determinar un plan de alimentación:
        – libre de alimentos de naturaleza adictiva ( algunos son alimentos saludables).
       – nutricionalmente equilibrado para no desarrollar deficiencias nutricionales.
    b. Recibir el apoyo necesario para superar las recaídas y lograr finalmente
        hacer las paces con la comida.

Por mi experiencia personal y profesional, te puedo decir que la adicción a la comida tiene solución cuando entiendes que alimentos y comportamientos desencadenan el descontrol.
Juntas/os diseñaremos un plan de alimentación libre de alimentos de naturaleza adictiva y estableceremos las herramientas para enfrentarte a momentos de debilidad.
Empieza el nuevo año con un nuevo propósito: tu salud.
Es lo más importante, y tú te lo mereces.

 

También te puede interesar:
– Obsesión por comer. ¿Cómo me saco la comida de la cabeza?
Soy adicto a la comida. ¿Qué como?
La fuerza de voluntad para adelgazar no funciona.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.