Como eliminar las ganas de dulce con la ayuda de tu flora intestinal.

Las ganas de dulce es el mayor obstáculo para adelgazar y dejar de pensar en comida.
Durante un tiempo somos capaces de controlarnos, pero día a día nuestra ansiedad crece hasta que caemos de cabeza en la tentación.
Y entonces acudimos a google a buscar: como eliminar las ganas de dulce.

Las soluciones son variadas:  Moderar el consumo, comer dulce que no sea refinado, analizar el conflicto emocional que subyace a nuestras ganas de dulce, hacer algo para distraernos, etc.
Las probamos y a veces funcionan. Pero no ha pasado mucho tiempo cuando la ansiedad por comer vuelve a resurgir. Y parece que cada vez lo hace con más fuerza.

CULPA A TU FLORA BACTERIANA DE LAS GANAS DE DULCE

¿Y si te dijeras que la culpa no es tu glotonería, tu falta de voluntad o el trauma con tu madre ?

Sigue leyendo porque la culpable puede ser tu flora intestinal.

La flora que reside en tu sistema digestivo esta formada por infinidad de microorganismos como bacterias, hongos, virus y parasitos que quieren vivir y vivir bien. Y para ello necesitan comer.ganas de dulce y microbiota
Algunos microorganismos prefieren la proteína animal,  otros más vegetarianos prefieren la fibra vegetal, y algunos se pirran por la comida basura. Así es.
Estos últimos se implantaron cuando empezaste a comer productos refinados, y han ido proliferando porque seguiste consumiendo estos productos. ¿Y cuáles son? Pues todos los elaborados con harinas, azúcares y aceites refinados. Justo lo que más te apetece cuando tienes ganas de dulce: bollería, galletas, helados, pastelitos, etc.

Estos microorganismos dependen de ti.
Cuanto más dulce comes, mas crecen y más se reproducen.
Y una vez campan a sus anchas en tu sistema digestivo  no quieren que los echen. ¿ Y qué hacen ? Fortalecerse. ¿ Como?  Reclamando su sustento alimenticio.
Para ello, y usando sofisticados mecanismos a través de tu sistema endocrino y neuronal,  influyen en tu forma de sentirte y de comportarte. 
Cuando tienen hambre de dulce, tú también la tienes. Es entonces cuando te agobias intentando controlar una ansiedad por lo dulce que es más fuerte que tu voluntad.

Si no comes dulce te pones nerviosa, ansiosa. Te irritas.  La única manera de calmar esas ganas de dulce imperiosas es comiéndolo.

COMER DULCE AUMENTA TUS GANAS DE DULCE

Pero cuantos más dulce comes, más crecen estos microorganismos.
Y crecen a costa de eliminar a otros microorganismos que prefieren otro tipo de sustento. Por ejemplo las verduras o la proteína animal.
¿Ahora entiendes pues, que cuanto mas dulce comes más te apetece? Tu ansiedad por el dulce aumenta.

COMO ELIMINAR LAS GANAS DE DULCE. SOLUCIÓN.

Mi propuesta es cambiar tu flora bacteriana intestinal.

  • Repuebla tu sistema digestivo con microorganismos que se alimentan de productos enteros saludables.

Esto favorecerá su crecimiento compitiendo de esta manera con aquellos otros que prefieren los dulces.
Estos microorganismos saludables empezaran a repoblar tu ecosistema intestinal y reclamaran su alimento. Después de un tiempo tendrás antojos de ensaladas, ganas de un filete de ternera, y sueños con verduras  y pescado al horno.

  • Dejar de comer dulces para reducir los microorganismos que se alimentan de ellos.

De esta manera dejas de alimentarlos. Cuanto menos microorganismos golosos haya residiendo en tu sistema digestivo, menos antojos de dulce tendrás.
Advertencia: Al principio será difícil, pero poco a poco se ira haciendo más fácil. La flora bacteriana que se alimenta de productos saludables se aliará contigo para combatir con la flora patógena.

MEDIDAS PARA DEJAR DE COMER DULCE

  • OBJETIVO

Cuando tengas ganas de dulce recuerda tu objetivo. Estas intentado eliminar esas bacterias, hongos y parasitos que demandan sus porquerías procesadas a través de ti.
No dejes que manipulen tu comportamiento una vez más. Demuéstrales que eres más fuerte que ellos. Piensa que cada vez que no caes en la tentación, unos cuantos mueren de hambre.

  • DISTRACCIÓN

Haz algo para distraer tu antojos de dulce. Muchas veces esto puede resultar una tortura. Estas haciendo algo pero no puedes disfrutar porque las ganas de dulce te atormentan en tu cabeza.
Sigue con lo que estas haciendo y recuerda tu objetivo.

  • SUSTITUTOS

Si las dos primeras medidas no dan resultado toma algo de dulce, pero solo de alimentos enteros y en pequeñas cantidades.

    • Frutas
    • Frutas secas (dátiles, higos, orejones)
    • Verduras dulces ( zanahoria, remolacha, patata dulce, chirivia)
    • Frutos secos ( castaña y los anacardos)

Recuerda que estos alimentos perpetúan el gusto por el dulce y  las ganas de volver a comerlo.
Esta medida alarga más la la obtención de tu objetivo » eliminar las ganas de dulce»,  pero es muy  útil cuando hemos desgastado por completo la fuerza de voluntad.

 

Si te abruma la idea de eliminar el dulce de tu vida, porque aún siendo un problema te da mucho placer, puedes hacerlo conmigo.  Mi experiencia personal y clínica me ha permitido enfocar mis servicios a personas que tienen ansiedad por ciertos alimentos, especialmente los dulces.
Mi programa Elimina la ansiedad por comer esta diseñado para tratar este tipo de problemas.
Aunque ahora piensas que renunciar al dulce es un gran sacrificio, los beneficios que obtienes son muchos: perdida de peso, ganancia de salud, paz mental.

Cuando dejas de pensar en dulce empiezas a pensar en mil cosas diferentes que puedes hacer con tu vida.

Otras entradas que te pueden interesar sobre este tema:
La fuerza de voluntad para adelgazar no funciona.

Fuentes:

  • Is eating behavior manipulated by the gastrointestinal microbiota? Evolutionary pressures and potential mechanisms.
    Joe Alcock 1, Carlo C Maley, C Athena Aktipis

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.